Los Incendios en Gran Canaria
Los afectados quieren recuperar "hasta el último céntimo". ARCHIVO

Las víctimas de los incendios de Gran Canaria se han constituido en plataforma por la falta de respuesta efectiva y no descartan acudir a los tribunales o emprender una huelga de hambre si no se les restituye el daño, pues ni siquiera han recibido ayudas de los actos benéficos organizados.

El coordinador de la "Plataforma de Víctimas, Afectados y Damnificados por los Incendios Más Nunca", Gustavo Rodríguez, quien compareció con varios compañeros con camisetas que rezaban "Exigimos justicia, no caridad: estamos quemados", explicó que la plataforma está formada por 200 vecinos de los cuatro municipios afectados, aunque las víctimas ascienden a un millar.

Los casos más perentorios son los de al menos 50 familias, que han perdido sus casas por quedar totalmente o muy calcinadas, y una veintena de personas han perdido su medio de vida.

Ni respuesta ni coordinación

Pero además, hay decenas de personas afectadas directamente que tampoco han recibido respuesta, pues si bien el Cabildo de Gran Canaria dio 2.500 euros de ayudas de urgencia, ha pasado mes y medio y no se ha recibido ni un euro más, aseguró Rodríguez.

Los casos más perentorios son los de al menos 50 familias, que han perdido sus casas por quedar totalmente o muy calcinadas

El representante de los afectados agregó que hasta el momento sólo hay decretos, anuncios y técnicos de distintas administraciones que desconocen las acciones de otras instituciones, lo que demuestra la descoordinación.

Rodríguez celebró que diversas instituciones hayan emprendido acciones solidarias, como el concierto ofrecido por la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, la cuenta abierta en La Caja de Canarias y el concierto de Orishas y Pereza en Maspalomas, pero aseguró que los afectados aún no han recibido las recaudaciones.

"...hasta el último céntimo"

La nueva organización "no parará hasta ver resarcidos hasta el último céntimo" de los daños causados por un incendio que, aseguró, podría haberse evitado, si bien el daño sicológico no se puede cuantificar, como el de los mayores que han perdido sus tierras y vagan como "muertos vivientes" o los niños y ancianos que se despiertan sobresaltados.

Además, la plataforma luchará para que no se vuelva a repetir la tragedia, se habiliten medidas de prevención y se evite que este invierno cause una tragedia mayor en la zona por el estado en el que han quedado las tierras.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.