Pedro Solbes
El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes. (ARCHIVO). ARCHIVO

El Gobierno aprobará hoy en la reunión del Consejo de Ministros el anteproyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2008, los últimos de la legislatura y marcados por el aumento de la inversión en infraestructuras en Cataluña y las medidas sociales anuncias por el Ejecutivo.

La Administración Central cerrar sus cuentas con un superávit del 0,3% del PIB en 2008

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, presentará las principales cifras presupuestarias, que deberán ajustarse al límite de gasto no financiero ratificado ya por el Parlamento y que asciende a 152.560 millones de euros, lo que representa un incremento del 6,7% respecto a este año (9.633 millones más), en línea con el crecimiento previsto del PIB nominal (6,6%).

Este techo presupuestario permitirá a la Administración Central cerrar sus cuentas con un superávit del 0,3% del PIB en 2008, esto es, unos 2.887 millones de euros. Además, el Gobierno se ha fijado también como objetivo alcanzar este mismo superávit de tres décimas tanto en 2009 como en 2010. Las cuentas se sustentarán en un crecimiento económico del 3,3%, según la estimación del Gobierno.

Segunda fase de la rebaja de Sociedades

En materia de ingresos, la entrada en vigor de la segunda fase del Impuesto sobre Sociedades contenida en la reforma fiscal (el tipo general bajará del 32,5% aplicado este año al 30% a partir del 1 de enero de 2008) supondrá, según las estimaciones del Gobierno, que el crecimiento de los ingresos públicos sea "moderado", con un aumento de entorno del 7%.

Cataluña obtendrá en 2008 más de 4.000 millones de euros del Estado

  Además de la restricción por el lado de los ingresos, los Presupuestos del próximo año deberán hacer frente, por un lado, al nuevo acuerdo alcanzado con la Generalitat sobre la inversión en infraestructuras que debe recibir Cataluña en virtud del Estatut, y que ha supuesto un aumento del 25% de la partida que recibirá esta comunidad respecto a lo presupuestado en 2007. Así, Cataluña obtendrá en 2008 más de 4.000 millones de euros del Estado.

Por otro lado, el Gobierno deberá tener en cuenta las nuevas medidas sociales anunciadas en los últimos meses, entre las que destaca el conocido como ´cheque-bebé´ o las ayudas al alquiler de la vivienda. Según los cálculos de Hacienda, la primera partida tendrá un coste de unos 1.200 millones de euros en 2008 y la segunda, superará los 800 millones.

A estas medidas, se une el plan de salud bucodental anunciado por el Ministerio de Sanidad que establece la gratuidad para los niños de entre 7 y 15 años y cuyo coste están aún sin presupuestar.

Aumento de las pensiones mínimas

Los Presupuestos de 2008 también harán un esfuerzo especial en política de educación, de I+D+i, de Ayuda Oficial al Desarrollo (el objetivo es que alcance el 0,5% del PIB en 2008) y en materia de pensiones públicas. Como los tres ejercicios anteriores, las pensiones mínimas crecerán el doble que el resto, mientras que el Ejecutivo se ha comprometido a incrementar en 110 euros mensuales las pensiones de viudedad para menores de 65 años con hijos a cargo.