Incendio
Uno de los generadores eléctricos que han abastecido de energía al hospital esta mañana. (EFE) EFE

Un incendio a las dos de la mañana en los transformadores de la subestación eléctrica del hospital de la Vall d'Hebron (Barcelona) mantiene una parte del edificio principal del centro sin suministro eléctrico.

La previsión es que a primera hora de esta tarde quede restablecido totalmente aunque la luz ya ha vuelto en algunas zonas como la UCI, la de diálisis y el Banco de Sangre y Tejidos.

La consellera de Salud ha dicho que la normalidad total volverá a primera hora de esta tarde
La consellera de Salud de la Generalitat, Marina Geli, aseguró a las 9.30 de la mañana que esperaban que "antes del mediodía" se iba a restablecer el suministro de energía gracias a los 13 generadores eléctricos proporcionados por Fecsa.

Sin embargo, en su siguiente comparecencia, hacia las 13.30 horas, ha asegurado que la luz no se recuperará hasta "dos o tres horas" mediante la utilización de generadores.

Geli ha dicho que "hacia final del día" se podrá restablecer plenamente el servicio.

Cinco evacuados

Cinco paciente graves han sido trasladados a otros centros hospitalarios por no poder atenderlos "con garantías" suficientes a causa del incendio provocado por un operario cuando estaba cargando unos depósitos de gasoil y ha habido una fuga que ha provocado la explosion que ha originado el posterior incendio.

Cinco pacientes han sido trasladados a otros hospitales al no garantizársele una atención con garantías
Dos de los pacientes con politraumatismos y una hemorragia subaracnoidea han sido trasladados al Hospital Clínic, otros dos -uno con politraumatismos y otro con colecistitis aguda- al Hospital de Sant Pau y un tercero, con insuficiencia cardíaca, al Hospital del Mar.

Tres de los evacuados presentaban un estado crítico.

820 personas afectadas

En el momento del incendio había 820 personas ingresadas y 150 de ellas fueron evacuadas a diferentes dependencias del centro hospitalario.

Se han suspendido 1.400 visitas y 60 operaciones que se tendrán que realizar a partir del martes.

Sin embargo, una veintena de pacientes se han presentado en el servicio de Urgencias ya que no sabían que estaba cerrado.

Un accidente

El motivo del incendio que ha afectado a todo el sistema eléctrico del hospital ha sido un accidente provocado por un trabajador del hospital que estaba cargando de gasoil el depósito que suministra combustible a los generadores, según ha explicado la conseller de Salud.

El vertido de gasoil por parte de un trabajador que llenaba los depósitos ha motivado el incendio
Un vertido accidental del líquido ha provocado una explosión y el posterior incendio que ha afectado a la central eléctrica y a la conducción de los grupos electrógenos.

"No ha habido una falta de suministro eléctrico ni una sobrecarga", ha aclarado la consellera.

Urgencias y cuidados intensivos

En el edificio afectado por el corte de electricidad se ubican los servicios, entre otros, de urgencias, cuidados intensivos y unidad de quemados.

La Guardia Urbana de Barcelona tuvo que entrar en el edificio, que quedó a oscuras, para facilitar linternas suficientes y colaborar en la atención de los pacientes.

Muchos pacientes que se encontraban inconscientes tuvieron que ser trasladados a otras partes del centro hospitalarios.

"Su vida ha estado en peligro", aseguraba a Catalunya Radio un trabajador del servicio de traumatología que "no entendía" como "los grupos electrógenos del hospital estén al lado de la central eléctrica del hospital".

Seis unidades de bomberos

Los trabajadores no entienden como los grupos electrógenos del hospital están junto a la central eléctrica del hospital
Seis unidades de bomberos de diferentes cuarteles de la ciudad se desplazaron al lugar para la extinción del fuego que a las 05.00 horas se encontraba ya prácticamente sofocado.

Dos bomberos han resultado heridos leves por golpes durante las tareas de extinción del fuego, que se han alargado hasta primera hora de la mañana.

El transformador afectado por el incendio se encuentra dentro del recinto, detrás del edificio principal.

El incendio, cuyas causas se desconocen, provocó una gran columna de humo y pequeñas explosiones que causaron la alarma entre los pacientes y los familiares de los mismos, así como escenas de nerviosismo entre el personal sanitario.

Asimismo, las enfermeras procedieron a desalojar la cuarta planta del edificio principal, cuyos enfermos fueron trasladados a otras zonas del centro médico.