Fallos y retrasos en la automatrícula. Tocaba madrugar. A las 7.15 de la mañana, Javier y Gabriel, estudiantes de cuarto, ya estaban en la puerta de la Escuela de Arquitectura para coger ordenador. A las 9 horas abrieron el centro y hasta las 10.30 no pudieron conectarse a Internet para llevar a cabo su automatrícula. Primero,  porque el servidor (www.us.es) no funcionaba, y luego, porque se colapsó.

«Por fin, a las 11.30 h, un amigo lo consiguió desde su casa en Cáceres», dicen los estudiantes. En la delegación de alumnos, e incluso desde ordenadores personales, también estuvieron horas intentando asegurarse una plaza.

Ocurrió ayer, día en que la Escuela de Arquitectura abría el plazo para que unos 3.000 alumnos eligieran grupo, es decir, profesores y turno de mañana o tarde.

«Aquí hay patadas por elegir profesores. En la elección de grupo te juegas cómo te irá el curso», dice un representante de estudiantes, quien solicita a la Hispalense que el colapso del servidor para la automatrícula no vuelva a repetirse y pide herramientas más potentes, acordes con las necesidades del centro.

«Voy a solicitar el cambio de grupo. El que quedaba libre me resulta imposible. Se me pisan unas clases con otras», explica Alejandra, quien, junto con Celia y Juan, aguardaba la cola de Secretaría para quejarse. La joven llegó a las 7.45 h y hasta las 12 h no pudo conectarse a la red.