Real Centro Universitario Maria Cristina
El centro universitario Maria Cristina acoge a estos curiosos estudiantes. RCU Maria Cristina

Como si de un sueño infantil se tratase, dieciocho estudiantes de magia ya han finalizado sus estudios y se han convertido en la primera promoción del Programa de Ilusionismo del Real Centro Universitario Escorial-María Cristina.

Ser mago no es fácil ni tampoco barato, pero estos estudios ayudan a meterse en el papel soñado por muchos de los jóvenes y mayores que han realizado este programa de tres años de duración. Y así la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial se ha convertido en un particular Hogwarts, la escuela de magia y hechicería de Harry Potter.

"Teníamos en clase 28, pero sólo han terminado 18; el resto tendrá que esperar a septiembre. Se hacen muchos exámenes escritos y prácticos y una reválida final, en la que los jueces han sido empresarios de espectáculos y ante publico", explica el mago coordinador de este curso, Fernando Arribas.

El programa formativo incluye todas las artes del ilusionismo, como son la cartomagia, el mentalismo, la magia con cuerdas, la hipnosis y las grandes ilusiones, entre otras disciplinas, impartidas por magos de fama internacional, como Dani Daortiz, Iñaki Zabaleta, Yunke o Woody Aragón.

Los estudios de carácter privado han tenido lugar durante un fin de semana al mes -de viernes a domingo- con contenidos de carácter eminentemente práctico, lo cual ha sido un incentivo para los alumnos matriculados.

Un reconocimiento de la actividad

Para el rector de los Real Centro Universitario Escorial-María Cristina, Marceliano Arranz, estos estudios no han tenido otra finalidad que "la dignificación de la profesión de ilusionista".

Para conseguir esta meta, según Arranz, han organizado y propuesto "un programa serio y riguroso, con planes de estudio, actas y exámenes, tres cursos de duración, y una adecuada certificación académica, consistente en un título propio no universitario".

Este título propio del centro universitario recuerda mucho a Harry Potter, según sus creadores, sobre todo por la ubicación histórica en la que se desarrolla, pero los profesores advierten de que "la magia no existe", ya que lo suyo es "trabajo puro y duro".

La magia no existe. Lo nuestro es trabajo puro y duro.Arribas ha destacado la "implicación de todos lo alumnos, el buen rollo y las ganas que tienen de aprender" y ha desvelado sus planes de fomentar "másters especializados, pero en el futuro".

El perfil de los nuevos magos es "muy variopinto", desde gente muy joven hasta hombres de 70 años, incluso "una monja que lo ha tenido que dejar al ser nombrada directora de su colegio en Jaén", añade Arribas.

Estos alumnos vienen procedentes de todas las autonomías, hasta han llegado de diversos países como México, Perú, Colombia o Finlandia.

Entre los cerca de cuarenta profesores que imparten clases en el aula de El Escorial, hay "primeros varitas" de la magia española, y ayuda que todos tienen que dar sus clases en español.

En este sentido, el coordinador de los estudios explica que en España hay mucho nivel de magia y pone como ejemplo el último Campeonato Mundial, que se ha desarrollado en Italia, donde los españoles quedaron en primer lugar en el medallero.

Al ser preguntado por las salidas laborales de este curso, Arribas subraya que "muchos alumnos de la primera promoción ya están trabajando como magos profesionales tras haber aprobado la reválida final".

Realizar este curso de magia tiene un coste de 2.280 euros al año, con pago fraccionado, mientras que si se paga de una sola vez el precio se reduce a 2.030 euros.

El Real Centro Universitario María Cristina fue fundado en 1892 por la reina regente María Cristina de Habsburgo y está ubicado en el conjunto monumental histórico-artístico del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Consulta aquí más noticias de Madrid.