trabajo autobiográfico
Tres moscas negras, obra realizada durante 2006.
Para Alberto García-Alix la fotografía es un diario personal con el que captura su experiencia en forma de imágenes. Un catálogo de su universo personal. Sus amigos y compañeros de viaje, los escenarios o las casas que habitan, las calles, la noche, las motos,...

Los objetos vistos a través de la lente de su cámara se enriquecen gracias al pasado y su evocación; describen a sus propietarios por medio de la elipsis, o bien se transforman en un tributo póstumo a quienes se quedaron en el camino.

Con la exposición inaugurada el pasado miércoles, García-Alix realiza una intensa mirada hacia su interior a través de tres producciones audiovisuales, montadas y narradas por el propio artista.

Esta muestra es la primera del festival PHotoGalicia 2007 que traerá fotografías hasta cinco ciudades gallegas hasta el próximo mes de enero. Muestras dedicadas a Sylvia Plachy, Man Ray, Sebastiao Salgado o Manuel Vázquez.

* Sede Fundación Caixa Galicia. Praza San Xosé, 3. Hoy y mañana de 18.00 a 21.30 horas. Gratis.

Batalla existencial y física

Los trabajos reunidos en esta muestra arrancan en el año 2003, momento en el que García-Alix se traslada de Madrid a París para librar una dura batalla tanto física como existencial. Este viaje de ida y vuelta se inicia con el primero de los vídeos: Mi alma de cazador en juego. Los sentimientos se convierten en palabras.