Restos arqueológicos en peligro
Los logroñeses están acudiendo en masa al monte Cantabria y están poniendo en peligro los yacimientos arqueológicos, imagen de archivo. ARCHIVO

Los días de fiesta de San Mateo se estiran en Logroño y dejan máximas dignas de la melopea más imaginativa. Así, los fuegos artificiales de estos días han conseguido lo que parecía imposible. La luz y la fantasía de la pólvora se han convertido en ‘enemigas' de la historia de Logroño. Al menos, hasta ayer y... sólo por unos minutos al día.

Este año, los populares y tradicionales fuegos artificiales de Logroño se están lanzando desde el parque de La Ribera, en las inmediaciones del río Ebro. El éxito parece asegurado puesto que la parroquia logroñesa es fiel a este tipo de espectáculos. De hecho, las estimaciones señalan que entre 10.000 y 15.000 almas disfrutan cada noche de este ancestral espectáculo.

Entre 10.000 y 15.000 logroñeses contemplan los fuegos artificiales cada día de fiestas.

El problema está en el descubrimiento de unas nuevas ‘gradas' ideales para contemplar la explosión de colores y estruendo. Los logroñeses están acudiendo en masa al monte Cantabria y, se entiende que sin mala intención, están poniendo en peligro los yacimientos arqueológicos de este alto que vigila y protege Logroño desde el norte.

Lo comentó ayer el concejal de Festejos, el regionalista Ángel Varea, quien pidió a los ciudadanos que no acudieran en automóvil al monte desde anoche. Cabe reseñar que en próximas fechas el Consistorio tiene prevista la rehabilitación de la zona.

El monte Cantabria, accidente geográfico patrio que recoge las primeras líneas de la historia de la capital, fue un asentamiento celtíbero que ahora comienza a acaparar titulares en los medios locales y en boca de los ediles logroñeses. Tanto el Ayuntamiento -que pretende recuperarlo para la ciudad-, como asociaciones como Amigos de La Rioja -que en 2004 solicitó la calificación de Bien de Interés Cultural- pretenden ‘reconciliarse' con esta ‘atalaya' natural de Logroño. Claro está, si los logroñeses lo permiten.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE LOGROÑO