La Orden Foral 90/2016, de 15 de marzo de la consejera Isabel Elizalde, establece en el capítulo II que al alcanzarse el cupo de

22 salmones multi-invierno se establecerá una veda temporal de siete días a partir de la cual puede reiniciarse la pesca. Dicho cupo se completó el día 6, por lo que el día 14 de julio se podrá volver a pescar en el tramo salmonero.

Personal del Guarderío Forestal de la demarcación Bidasoa-Leitza del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local ha colocado carteles en los accesos al río advirtiendo de dicha circunstancia a los aficionados a la pesca.

La apertura de la veda de la presente campaña tuvo lugar el 1 de mayo, fecha en la que se produjo la pesca del primer salmón. La normativa vigente establece que se podrán capturar un máximo de 81 ejemplares en el Bidasoa, frente a los 83 de 2015, y se mantienen las medidas de protección del salmón multi-inviernos acordadas y aprobadas el año pasado, que limitan a 28 los ejemplares que se pueden pescar.

La campaña finalizará cuando se complete el número total autorizado de capturas o, en todo caso, el 31 de julio, ha explicado el Ejecutivo foral en un comunicado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.