Presos
Momento en el que un grupo de presos de un correccional texano acuden a ayudar a un funcionario que sufrió una parada. PARKER COUNTY SHERIFF'S OFFICE

Un grupo de presos dio una lección de honradez en un suceso que ha sorprendido a la opinión pública en Estados Unidos. Los hechos ocurrieron en un juzgado de Weatherford, Texas.

Un funcionario que vigilaba a un grupo de presos que estaba en el calabozo sufrió lo que aparentemente parecía un fallo cardiaco. Los reclusos se dieron cuenta de lo que ocurría y empezaron a gritar para pedir ayuda. Lograron salir de la celda y comprobaron que la situación era grave.

Los gritos de los presos alertaron a otros funcionarios y les dio tiempo a llegar y realizar reanimación cardiopulmonar, salvándole la vida. El agente desvanecido estaba armado, pero en ningún momento los presos hicieron amago de coger el arma.