Un grupo de 16 jóvenes comienza este lunes, 11 de julio, el Campo de Trabajo 'Celtíberos y nuevas tecnologías' de la Universidad de La Rioja, que tiene lugar en el yacimiento de El Cortijo en Bergasa, y que se desarrollará hasta el 27 de julio.

Esta actividad forma parte del programa de Cursos de Verano de la UR 2016, que están gestionados por la Fundación de la UR, cuentan con el patrocinio de Banco Santander a través de Santander Universidades, y la colaboración de medio centenar de empresas y entidades de la región y de fuera de ella.

En el caso del Campo de Trabajo 'Celtíberos y nuevas tecnologías', el Gobierno de La Rioja a través de las Consejerías de Desarrollo Económico e Innovación, y de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia; el Instituto Riojano de la Juventud; y el Ayuntamiento de Bergasa.

Dirigido por M.ª José Castillo, profesora de Historia Antigua de la UR, y coordinado por Pilar Iguácel, arqueóloga de Labrys Arqueología, el campo de trabajo está especialmente dirigido a jóvenes de entre 18 y 30 años, procedentes de las universidades Complutense de Madrid, Salamanca y La Rioja.

Los objetivos de este campo de trabajo arqueológico son: ofrecer una formación práctica en las manifestaciones culturales celtibéricas y en el desarrollo de la excavación arqueológica, como complemento a la formación reglada; contribuir al respeto del patrimonio histórico y arqueológico y, mediante el trabajo comunitario, a la recuperación del patrimonio arqueológico y a la creación de un recurso patrimonial que acreciente la dinamización turística y económica de la comarca del Cidacos.

Igualmente, dotar a los jóvenes que participan en el campo de trabajo de formación práctica para un correcto levantamiento fotogramétrico y de gestión de datos 3D en software libre y comercial; dar a conocer y practicar el proceso de elaboración de la cerámica; enseñar a ver el patrimonio arqueológico como fuente de conocimiento científico, de cultura y de riqueza económica.

En definitiva, educar en los valores de convivencia, solidaridad y tolerancia; y utilizar el patrimonio arqueológico como un punto de encuentro, de situaciones de diálogo, de desarrollo de actividades, tiempos y espacio comunes, con el propósito de acercarse hasta un punto en el que sea posible el entendimiento.

'CELTÍBEROS Y NUEVAS TECNOLOGÍAS'

La adquisición de la técnica del torno de alfarero y de la decoración pintada geométrica y figurativa de su cerámica marca la evolución tecnológica de los celtíberos hacia épocas históricas.

Por este motivo, el yacimiento de El Cortijo de Bergasa constituye es único en La Rioja para el conocimiento de la cultura celtibérica y, más concretamente, de su repertorio cerámico.

Los trabajos arqueológicos están experimentando una importante evolución tecnológica equiparable a la vivida por los habitantes de El Cortijo de Bergasa en tiempos protohistóricos.

En este sentido, el Campo de Trabajo 'Celtíberos y nuevas tecnologías' pretende complementar las enseñanzas de la arqueología tradicional con la adquisición de competencias para la generación de modelos tridimensionales mediante la utilización de software fotogramétrico libre y toma de datos con dron.

El desarrollo de los trabajos de investigación arqueológica permitirá a los jóvenes participantes en el campo de trabajo protagonizar una experiencia en valores de convivencia, solidaridad, integración y tolerancia.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.