Sanfermines
Un toro de la ganadería de Yeltes voltea a un mozo en la Plaza Consistorial durante el cuarto encierro. EFE

Los toros de Pedraza de Yeltes han protagonizado la mañana de este domingo un encierro rápido, marcado por la presencia masiva de mozos en el único domingo de estos sanfermines.

La presencia multitudinaria de mozos ha provocado numerosas caídas, pero sin heridos por asta de toro en el recorrido y con tres trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra por traumatismos craneoencefálicos, según el primer balance de heridos de los servicios sanitarios.

Los toros de Pedraza de Yeltes, debutantes en esta feria, han salido hermanados de los corrales y, prácticamente juntos durante todo el recorrido, han entrado en chiqueros en la plaza en dos minutos y treinta segundos.

Dos cogidas graves en el coso

Dos corredores han sido atendidos en la enfermería de la Plaza de Toros tras ser corneados en el coso pamplonés por uno de los astados.

En concreto, ha informado Cruz Roja Navarra, uno de ellos presenta una herida por asta en el cuello, mientras que el segundo corredor ha sufrido una cornada en la axila.

En el primero de los casos, el asta le ha diseccionado la tráquea y cartílago hioides y su pronóstico es grave, según han informado fuentes del Gobierno de Navarra.

El otro corredor intervenido también en la enfermería de la Plaza de Toros presenta una herida en scalp en axila y fractura de pilón tibial. Su pronóstico también es grave, pero no se teme por su vida.

Consulta aquí más noticias de Navarra.