Una avería deja el sistema de cobro de 80 buses KO
Un conductor de la línea 70 pica el bonobús de una viajera (Begoña Gómez).
Usuarios y conductores de unos 80 autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) se llevaron ayer una desagradable sorpresa.

A primera hora de la mañana, cuando comenzó el servicio, las canceladoras de los bonobuses dejaron de funcionar y los conductores no tuvieron más remedio que picarlos a mano. En algunos casos, la expendora de billetes tampoco funcionaba.

Según el presidente del comité de la empresa, Jaime Collado, la incidencia podía comportar «un retraso de entre 5 ó 10 minutos por trayecto completo». Las líneas 70, 17 o 95, entre otras, se vieron afectadas.

Precisamente, uno de los conductores afectados de la Línea 17 comentó que otro de los problemas era «que al no funcionar ni la canceladora ni la expendedora, no se podía dar justificante para los que hacen trasbordo con el bono 10».

Desde la EMT explicaron: «Todo iba con normalidad hasta que se empezaron a introducir los primeros bonobuses, entonces, se han ido cayendo los sistemas». Además, confirmaron que se había visto afectada casi un 20% de la flota.

«No sabemos qué puede haber causado este problema, puede que algo parecido a un virus», comentaron. Además, aseguraron: «Desde 1996 no había sucedido algo parecido. En cualquier caso, la gente está accediendo a los autobuses con normalidad».

Los técnicos trabajaron a destajo todo el día para solucionar el problema y fuentes de la empresa informaron que a las 19 horas tan sólo quedaban seis o siete autobuses por reparar, y que hoy se restablecería el sercivio con normalidad.

Dinos

... cómo funciona tu línea de bus

Cuéntanoslo en...

e-mail l zona20valencia@20minutos.es correo l Xàtiva, 4 A; 46002, Valencia o en www.20minutos.es

Dos buses nuevos para la 5-B

Los problemas de averías que sufren cada día los tres microbuses híbridos (funcionan con baterías eléctricas y con gasoil) que prestan servicio en la línea 5-B tienen fecha de caducidad. El concejal de Transportes y presidente de la EMT, Alfonso Novo, informó ayer, tras el consejo de administración de la empresa, que «se ha aprobado la compra de dos nuevos microbuses de seis metros propulsados con gas natural comprimido para sustituir a los actuales». Además, el Consejo aprobó también la adquisición de otros nueve articulados que funcionan con biodiésel para las líneas 89 y 90, como ya informó el miércoles 20 minutos. Estos vehículos llegarán a mediados de 2008, según el edil, quien añadió que han mejorado la accesibilidad en 30 paradas y que el objetivo es instalar marquesinas en todas las que sea posible.