Aragón no está satisfecho con la ejecución de las obras hidráulicas pendientes en la comunidad, e incluso aprecia «problemas técnicos importantes» en el recrecimiento de Yesa. Así lo explicó ayer el presidente del Gobierno autonómico, Marcelino Iglesias, quien aseguró que hay que acelerar el ritmo de todas las obras.