El miércoles ardieron 9 y este año ya hay 18 detenidos. La quema indiscriminada de coches prosigue en Valencia. Ayer le tocó el turno a un turismo estacionado en la calle Franco Tormo, del distrito de Jesús, a las 23.12 horas. El mismo lugar en el que, la madrugada del miércoles, el fuego afectó a otros dos.

Además, a las 3.44 horas, un vehículo del Parque Norte de bomberos se trasladó hasta el número 38 de la calle Emilio Baró, en Benimaclet, ya que se incendió un contenedor que afectó a la parte delantera de un coche.

El miércoles se quemaron hasta nueve turismos en seis zonas diferentes de la ciudad. Por ello, el PSPV ha solicitado al Ayuntamiento la creación de una unidad policial conjunta (Policía Local y Nacional) para prevenir la quema de vehículos.

El Consistorio afirma que la Policía Local trabaja de manera constante y que este año ha detenido a 18 personas.