Atascos kilométricos toda la mañana al caer parte de un muro en la A-2
Los Bomberos saneando el muro, a la altura de Arturo Soria. (J. Díaz / EFE)

Por la presión de las raíces de los árboles. El desprendimiento de cascotes de un muro de contención en la salida hacia la A-2 prolongó ayer la hora punta hasta las dos de la tarde y causó atascos kilométricos en el noreste de la capital. El suceso ocurrió en plena Semana de la Movilidad, que se estrenó el lunes con otro atascazo en la M-30. El desprendimiento ocurrió al filo de las 7.00 horas en el km 5 de la carretera de Barcelona y afectó, sobre todo, a la conexión de la autovía con la avenida de América y la M-30.

Dos dotaciones de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid se acercaron al lugar de los hechos alertados por un conductor. Al llegar al lugar vieron que quince metros del revestimiento de ladrillo del muro de contención se habían desprendido, afortunadamente sin causar heridos.

Además de los ladrillos que cayeron a la vía, los bomberos tuvieron que retirar otros tantos del puente como medida de precaución, así como una farola y varios árboles de gran porte del jardín contiguo.

Las tareas de saneamiento finalizaron pasadas las 13.30 h, aunque hacia las 19.30 h un carril de salida seguía cortado por las labores de limpieza de la zona.

El puente no corre peligro. Al parecer, los cascotes cayeron por la presión que las raíces de los árboles hacían sobre los cimientos de la estructura.