«Estoy...de turismo»
Joel Domínguez.

«Fui a Israel y a Egipto con mi familia, fue un viaje religioso para ver Tierra Santa, Jerusalén, Nazaret... Después fuimos hasta El Cairo y luego a Roma, donde seguí mi viaje solo».

Quería conocer España «por la influencia cultural que ejerce sobre Latinoamérica» y tiene planes de estudiar en Europa. Tras hacer la carrera de Mercadotecnia en México, Joel ve en «el viejo continente» posibilidades «para estudiar y trabajar aquí y llevar cosas nuevas a México, tener la mente más abierta y conocer distintos tipos de cultura, poder combinarlos».

No le molesta viajar sin compañía, le parece una oportunidad para conocer a gente y también saborea la soledad: mira el mapa con calma, comparte consigo mismo la admiración por «el metro, las madrileñas o el Museo del Prado» y piensa en lo que está aprendiendo.

«Me impulsan el hambre de explorar y conocer, poder ampliar mi visión del mundo. Nunca es suficiente, pero estamos siempre escasos de tiempo y de dinero y hay que intentar saber al máximo».

Madrid me gusta. Por el metro. Es limpio y organizado.

Y no me gusta. Por los precios. En México comes por 2 €.

Admiro a. Mi mamá, que me ha enseñado a tener principios.

No me gustan. Los que roncan en los hostales. Me sienta mal no poder dormir bien.