A pesar de que una sentencia del TSJM les exime de ello. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, confía en que los pub y discotecas de la capital seguirán apagando la música a las tres de la madrugada, a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) haya anulado el artículo de la ordenanza municipal que les obligaba a hacerlo.

Para Ruiz-Gallardón, esta práctica que estipulaba la ordenanza municipal de Madrid no es más que el «comportamiento normal» que tiene que seguir todo propietario de uno de esos locales para poder cumplir la normativa en lo que sí continúa vigente: cerrar a las 3.30 de la madrugada.

El alcalde aseguró que no está dispuesto a conceder media hora más de prórroga de ninguna forma.

Aunque puso por delante que el Ayuntamiento mantiene una «muy buena relación con todo el gremio», Ruiz-Gallardón advirtió de que si no se cumple el horario de cierre instará a la Comunidad a modificar la norma para garantizar el descanso de los vecinos.