Sólo se aprobaron dos proyectos de obra en el verano. El Ayuntamiento de Lorca (PP) vaticina malos tiempos para el sector de la construcción en la ciudad. Se está produciendo un frenazo en la creación de viviendas y Urbanismo teme que tenga que devolver a los promotores 23 millones de euros, correspondientes a 17 convenios urbanísticos firmados por el PSOE en el año 2005.

El concejal de Urbanismo, Francisco García, explicó que el plazo para la tramitación de estos convenios era de tres años y que el Consistorio recibió un adelanto del 40% del precio de cada convenio urbanístico.

Así, si a primeros de 2008 no se han completado los trámites, los promotores reclamarán  este dinero.

Si el Ayuntamiento consigue cumplir los plazos, la situación se revertirá, ya que serán los constructores los que tengan que entregar al Consistorio el 60% restante del dinero de los convenios firmados, que son casi 58 millones de euros.

Como ejemplo de la desaceleración de la construcción en Lorca, Francisco García dijo que en los meses de julio y agosto sólo entraron en Urbanismo dos proyectos de obra, hecho que García calificó de «muy significativo».