Un artesano
Una de las esculturas que se pueden ver en el jardín botánico.
De la cantera al taller de artista. Así podría resumirse la trayectoria de Antonio Sánchez (1946), un escultor autodidacta que ha cambiado su trabajo en la cantera por la creatividad del cincel.

Ahora, sus trabajos, que reflejan «el contacto directo con  el universo mineral»  de este artista,  se exhiben hasta enero en el Jardín Botánico de Valencia en una muestra integrada en el privilegiado entorno que ofrece este singular espacio.

En total, se pueden contemplar  25 piezas en el interior de la Estufa Fría, mientras que otros 12 trabajos, más grandes, estarán repartidas por el jardín, integradas entre las plantas.

* Quart, 80. De M a D, de 10 a 20 horas. Son 60 céntimos.