Cercanías y las carreteras se llevan gran parte de los 30.000 millones del Gobierno central. El conseller de Política Territorial i Obres Públiques, Joaquim Nadal, desgranó ayer a qué van a dedicar la transferencia de dinero del Gobierno central en los próximos seis años.

Será prioritario el desdoblamiento de tres líneas ferroviarias: la que va a Vic, la del Maresme y la de Lleida. También se creará la línea Cornellà-Castelldefels y la orbital ferroviaria. Se comprarán más trenes y, en carreteras, se rebajarán peajes, se desdoblará la N-340 y se hará la variante de Vallirana.