En los dos últimos meses se han llevado a cabo varios robos en domicilios de ciudadanos chinos, avisa la Policía. En Oviedo y Gijón ya se han contabilizado cuatro denuncias –dos en cada ciudad–, y en todos los casos los efectos sustraídos son dinero en metálico y pasaportes. Además, los autores han actuado siempre forzando la puerta de entrada de los pisos o utilizando una tarjeta para liberar el resbalón. Los investigadores apuntan a que detrás de estos hechos podría encontrarse un grupo de delincuencia organizado, de nacionalidad china o de otro país, posiblemente de origen sudamericano.