Flamenquín de cerdo ibérico
Flamenquines.
Junto con el salmorejo y el rabo de toro, el flamenquín es uno de los platos insignia de la gastronomía cordobesa. Está presente en toda nuestra geografía y mantiene básicamente los mismos ingredientes y formas de elaboración, salvo por algunos pequeños matices como por ejemplo que el ingrediente principal pueda ser cerdo, ternera o pollo. Para elaborar este manjar harán falta los siguientes ingredientes:  filetes finos de lomo de cerdo, jamón en tiras, pimiento morrón también en tiras, huevo cocido, huevo batido y pan rallado. Su elaboración es bastante sencilla. Se aplastan lo más finamente posible los filetes de lomo, se extienden y rellenan con tiras de jamón, pimiento morrón y huevo cocido. Se enrollan y se empapan con huevo batido para, a continuación, pasarlos por el pan rallado. Por último, se fríen en abundante aceite de oliva. Los flamenquines se pueden servir acompañados de patatas fritas, salsa de tomate o mahonesa. Receta facilitada por Timoteo Gutiérrez, jefe de cocina del Parador y presidente de la Asociación de Cocineros y Reposteros de Córdoba.