La zona de protección de viviendas podrá llegar al Ensanche
Derrumbe de una fachada de un edificio en la calle Castiñeiras.
La zona de protección de viviendas, dentro del Plan Especial de Protección y Rehabilitación Integral (Pepri), irá más allá de las fronteras del casco histórico y Pescadería. Ahora el Ayuntamiento tiene los ojos puestos en la zona del Ensanche, donde existen numerosos edificios «con un gran valor patrimonial» que podrían incluirse en este plan, según adelantó ayer el concejal de Rehabilitación, Mario López Rico.

Según las previsiones del Ayuntamiento, inmuebles de la plaza de Orense y de Lugo podrían formar parte del listado de edificios catalogados. Esa lista se empezará a renovar a finales de este año, pero desde el departamento de rehabilitación sospechan que el número de inmuebles con catalogación puede disminuir. Además, López Rico adelantó que se crearán antes de final de año dos nuevas áreas de rehabilitación integral.

Éxito en Sagrada Familia

El barrio de Sagrada Familia ha sido el que más ayudas para rehabilitación ha solicitado al Ayuntamiento a lo largo de este año. Según los informes municipales, en esta zona ya se han agotado las ayudas y se abrirá una nueva convocatoria en breve. En total, en lo que va de 2007 se han reformado 605 viviendas de un listado de 1.207 que los propietarios repararán con ayudas del Gobierno local.

Susto junto a Cuatro Caminos

El derrumbe de una fachada de un edificio en la calle Castiñeiras (paralela a Fernández Latorre) alarmó ayer a los vecinos de Cuatro Caminos. Parte de una pared cayó pasadas las tres y media de la tarde, pero los trabajadores de la obra ya habían acordonado la zona y no se produjeron daños personales ni materiales, aunque sí una gran polvareda.