Sólo nos supera la provincia de Pontevedra. Conducir en moto en A Coruña es todo un lujo, al menos en lo que se refiere al precio que hay que pagar por el seguro.

Así lo constata un estudio del RACC –presentado ayer en la ciudad–, que destaca que la provincia es la segunda más cara de España en el coste de las pólizas para vehículos de dos ruedas.

Las aseguradoras cobran de media a los motoristas coruñeses 565,91 euros y en el resto de España el precio es de 493,46; es decir, que aquí nos sale un 15% más caro, 72,45 euros más.

A la cabeza del ranking está la provincia de Pontevedra, donde se abonan 575,13 euros anuales por un seguro a terceros, la única modalidad que se oferta en todas las compañías consultadas por el RACC.

Galicia, a la cabeza

Estos datos sitúan a la comunidad autónoma como la tercera más cara de España, sólo por detrás de Canarias y Cantabria.

Cada año, un motorista gallego paga 542,47 euros por su póliza, 49 euros más que la media estatal, situada en 493,46 euros.

En este sentido, el estudio del RACC cita el paralelismo existente entre el alto coste de los seguros de moto y los de coche –hechos públicos el año pasado–, en los que Galicia lideraba el ranking de precios.