Aznar y Blair crearon una estrategia para mostrar un falso rechazo a la guerra de Irak

De izda a dcha: Tony Blair, George W. Bush y José María Aznar, durante su encuentro en las Azores hace diez años.
De izda a dcha: Tony Blair, George W. Bush y José María Aznar, durante su encuentro en las Azores hace diez años.
ARCHIVO

El ex presidente José María Aznar intentó que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara la invasión de Irak tras la primera negativa de la organización. Así lo refleja el 'informe Chilcot' publicado este miércoles tras siete años de elaboración hasta que finalmente ha visto la luz.

La resolución de la ONU nunca llegó a producirse, Reino Unido, España y el propio EEUU no contaban con los apoyos suficientes. Tras este fracaso, el documento señala que el entonces presidente de España apremió a EEUU para iniciar la guerra a pesar del veto de las Naciones Unidas.

El nombre de José María Aznar aparece varias veces en el largo informe, de 2,6 millones de palabras, que acusa a Reino Unido de haber comenzado la invasión de Irak "antes de agotar todas las vías pacíficas de desarme". El Gobierno británico participó, junto con España, en la guerra liderada por Estados Unidos, que comenzó el 20 de marzo y finalizó el 1 de mayo de 2003.

La investigación oficial indica que mientras Estados Unidos está decidido a ir a la guerra, Tony Blair, entonces primer ministro de Reino Unido, está preocupado por la opinión pública en su país y las repercursiones que pueda tener. Ante esta situación, Aznar y Blair se unieron para poner en marcha una estrategia de comunicación para mostrar a la ciudadanía que "habían hecho todo lo posible para evitar la guerra".

Los dos países europeos no actuaron para no implicar a sus naciones en la guerra, pero sí para ofrecer un marco de apariencia legal que la respaldase.

Falta de disculpas

Varios de los líderes que aprobaron en su momento la guerra de Irak han pedido disculpas públicas. Tony Blair ha pedido perdón por los "errores" en la invasión de Irak, aunque no por capturar al fallecido Sadam Husein. Por su parte, la Casa Blanca ha afirmado que debe aprenderde "las lecciones de esos errores pasados", y el expresidente norteamericano George W. Bush también llegó a disculparse.

En cambio, José María Aznar nunca ha pedido perdón por hacer participado en la guerra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento