Hilary Clinton
La aspirante demócrata a la Casa Blanca y exprimera dama, Hillary Clinton, el 6 de junio de 2016 en un acto de campañ en California. EFE

La fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, confirmó este miércoles que el Departamento de Justicia "no presentará cargos" contra la virtual aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, por el caso de sus correos electrónicos.

En un escueto comunicado, la titular de la Justicia estadounidense indicó que, tras reunirse con el director del FBI, James Comey, y otros agentes que llevaron a cabo la investigación, "recibió y aceptó su recomendación unánime" de "cerrar" el caso y "no presentar cargos contra ninguna de las personas involucradas en el ámbito de la investigación".

El FBI advirtió de que fue "extremadamente descuidada" en la gestión de información clasificadaDe esta forma, la fiscal general pone fin a la vertiente judicial de la polémica generada sobre el uso de un correo privado por parte de Clinton cuando era secretaria de Estado (2009-2013) para tratar asuntos de interés nacional.

El anuncio de Lynch era previsible, pues ya había asegurado con anterioridad que aceptaría las conclusiones del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

La secretaria de Justicia acabó en el ojo del huracán la semana pasada en relación al tema, después de que mantuviera un controvertido encuentro con el expresidente Bill Clinton en la recta final de la investigación.

La procuradora aseguró que la conversación se centró en los nietos del matrimonio Clinton y que, en ningún momento, surgió el tema de los correos electrónicos de la ex primera dama durante ese encuentro casual, que ocurrió el lunes de la semana pasada en el aeropuerto de Phoenix, en el estado de Arizona.

El director del FBI informó este martes que recomendaba no presentar cargos contra la también ex primera dama tras revisar durante más de un año 30.000 correos electrónicos sobre asuntos oficiales enviados y recibidos a través de "varios servidores" privados instalados en "numerosos" dispositivos móviles que la ex secretaria de Estado usó dentro y fuera de EE.UU.

Eso sí, advirtió de que fue "extremadamente descuidada" en la gestión de información clasificada.

Clinton reconoció entonces que habría sido "más inteligente" usar una cuenta oficial y entregó en octubre del año pasado 55.000 páginas de correos electrónicos de esa etapa al Departamento de Estado, que publicó comunicaciones de la ex primera dama de manera mensual hasta el 29 de febrero.

Trump: "Perjudicó al país"

Mientras, en unas declaraciones desde la localidad de Raleigh, en el estado de Carolina del Norte, Donald Trump ha dicho que Clinton no fue solo "extremadamente descuidada", sino "sumamente incompetente".

"Sería una presidenta horrible para nosotros", ha agregado, recalcando que "las vidas de los estadounidenses fueron puestas en peligro por Clinton para continuar con sus acuerdos financieros corruptos".

"Por eso probablemente por lo que ella no quería que la gente supiera lo que estaba haciendo", ha manifestado, añadiendo que "casi seguramente sus correos fueron 'hackeados' por actores hostiles".