Los investigadores dijeron que los documentos internos revelados por las compañías de tabaco bajo un acuerdo judicial de 1998 muestran que las compañías fabrican cigarrillos, incluidas las gamas 'light' y 'slim', en parte para atraer a las mujeres.

'Estos documentos internos revelan que el objetivo de las industrias del tabaco en las mujeres va más allá del marketing y los anuncios', dijo Carrie Murray Carpenter de la Escuela de Salud Pública de Harvard, quien dirigió el estudio.

En un artículo en el número de junio de la publicación Addiction, Carpenter y sus colegas dijeron que su estudio sobre los documentos de las compañías de tabaco mostró un claro esfuerzo por descubrir qué es lo que hace que las mujeres quieran fumar.

Las firmas también consideraron poner sustancias que frenan el apetito en los cigarrillos para así promocionarlos como productos para el control del peso, dijeron.

'Qué desafortunado es que la industria usase estos descubrimientos para sacar provecho de las mujeres en lugar de ayudarlas. Los diseños y los ingredientes fueron manipulados en un esfuerzo por hacer los cigarrillos más sabrosos para las mujeres y para complementar las alusiones de los anuncios de suaves, saludables, controladores de peso y reductores del estrés', escribieron Jack Henningfield de la Universidad de Johns Hopkins y sus colegas.

El equipo de Carpenter dijo que los esfuerzos de las compañías tabacaleras para atraer a las mujeres incluyeron la creación de los cigarrillos 'slim' en 1970.

'Estos estudios demostraron que las estrategias de marketing, especialmente en las marcas femeninas, han contribuido a la asociación de fumar con la aparición de nuevos atributos incluyendo la liberación de la mujer, el glamour, el éxito y la delgadez', escribieron.

DOCUMENTOS INTERNOS

El equipo de Carpenter revisó más de 7 millones de documentos internos de la industria del tabaco que se hicieron públicos con en un acuerdo legal de 1998 entre la abogacía general del estado y el representante estadounidense de las tabacaleras entre las que están incluidas Philip Morris USA de Altria Group Inc, Reynolds American Inc. y British American Tobacco (BAT).

Las compañías tabacaleras también apuntaron a las marcas de cigarrillos 'light', con su promesa de menores cantidades de los dañinos alquitrán y nicotina, para acercarse a las mujeres cuyo deseo era fumar pero que se preocupaban por la salud.

'Podemos concluir con seguridad que la fuerza de los cigarrillos que son adquiridos por las mujeres está relacionada con su grado de neurosis', cita el periódico un documento de BAT de 1982. 'Las mujeres compran cigarrillos para ayudar a acabar con la neurosis'.

En Estados Unidos, el 19 por ciento de las mujeres y el 24 por ciento de los hombres adultos fuman, según el Centro Estadounidense para el Control de Enfermedades. Fumar es la mayor causa de muerte por enfermedades de corazón y cáncer.

Portavoces de Philip Morris y Altria dijeron que no habían visto las informaciones al completo por lo que no podrían opinar inmediatamente.

/Por Maggie Fox, corresponsal de Salud y Ciencia/

NOTICIAS RELACIONADAS