El Ayuntamiento de la capital cántabra, a través de los técnicos municipales responsables del contrato, denunció la pasada noche que la empresa Aparcamientos de León había "retirado elementos que forman parte de la concesión e indispensables para la prestación de este servicio público".

A consecuencia de estos hechos, la Policía Local ha instruido las correspondientes diligencias y el juez de guardia ha dictado un auto en el que ordena que "se repongan a su estado original todas las instalaciones, señalizaciones y equipos de televisión que se habían retirado, de manera que se restablezca el perfecto uso del aparcamiento, que se encuentra abierto al público", informa el Ayuntamiento en una nota.

A partir de ahora, el servicio será prestado por la empresa Empark, asesor en la gestión de la concesión a Laoconte Operaciones S.L, que fue la que se hizo con la misma tras la subasta.

La nueva empresa concesionaria ha informado al Ayuntamiento de que espera que, en los próximos días, estén repuestos la totalidad de los servicios del aparcamiento.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.