En la reunión, que ha tenido lugar en la Dirección General de Salud Pública y Participación, ha participado entre otros cargos del departamento, la consellera de Salud, Patricia Gómez.

Así, en el transcurso de la reunión se han presentado las novedades del plan nacional definitivo de preparación de respuesta frente a enfermedades transmitidas por vectores.

Actualmente, el comité trabaja junto a los ayuntamientos de Baleares para elaborar un sistema de información geográfica, en colaboración con la Universitat de les Illes Balears (UIB), para disponer de un mapa actualizado de la presencia y densidad del mosquito tigre en las Islas.

Asimismo, se está elaborando un informe sobre los recursos de los ayuntamientos para el control de plagas y sobre las actuaciones efectuadas con el fin de sensibilizar a los ciudadanos de las medidas preventivas allí donde se ha detectado la presencia del vector.

Cabe recordar que las enfermedades transmitidas por vectores, como el mosquito tigre, se deben combatir por los ayuntamientos con los planes de control de plagas.

En esta línea, el comité ha destacado la importancia y la efectividad de las medidas de prevención, así como la necesidad de mantener informada a la población sobre las medidas de prevención para evitar la proliferación del mosquito tanto en espacios públicos como privados.

Hasta ahora, en Baleares se han detectado cuatro casos positivos por virus del Zika importados: tres personas que viajaron a la República Dominicana y otra más, a Colombia.

El principal riesgo de introducción en España está asociado a la llegada de viajeros infectados procedentes de áreas endémicas a las comunidades autónomas donde está presente el mosquito.