La concejal socialista en el Ayuntamiento de Jaén Matilde Cruz ha dicho no entender "por qué no se ha aportado una solución en estos tres meses, habida cuenta de que el PP es el único responsable de este desaguisado, siendo el que decidió cambiar un sistema que funcionaba y privatizarlo para después reconocer que fue un error y anunciar que se acababa el contrato con la empresa".

La edil ha recordado en un comunicado que con Vialine, la empresa cántabra que al anterior al alcalde, José Enrique Fernández de Moya, le pareció "la idónea" para gestionar las multas mejor que la Diputación y mejorar la recaudación municipal, solo ha ingresado una cuarta parte del dinero que llegaba con la tramitación provincial, apenas 250.000 euros frente a los 1,5 millones de antes de la privatización.

"No hemos sido nosotros, ha sido el PP el que ha dicho que las cosas no marchaban como había imaginado, así que no entendemos por qué si no gusta esta gestión seguimos tres meses más con ella sin aportar una solución", ha dicho Cruz.

La edil socialista ha conminado al alcalde, Javier Márquez, a que rescinda "a la mayor brevedad posible" el contrato con la empresa "una aventura de poco menos de un año que nos ha costado bien cara y por la que esta empresa, que no se encarga más que de la tramitación de multas en vía voluntaria y no en ejecutiva, se embolsa un 14,5 por ciento de esta pobre recaudación".

Del mismo modo le ha pedido que reconsidere la opción de volver a la gestión de la Diputación, con lo que podríamos disponer de esos 1,5 millones por adelantado de inmediato para afrontar necesidades del Ayuntamiento.

Del mismo modo, la edil ha señalado que la empresa Vialine también incumple otra de las cláusulas del contrato municipal por la que debía proveer con más de un centenar de dispositivos PDA a la Policía Local para que gestionase las multas en el acto.

Cruz ha destacado que una de las condiciones con las que la empresa consiguió el contrato era el compromiso de proveer de estos aparatos a los agentes de la policía para agilizar su trabajo y ganar en eficiencia en la recaudación.

De los más de 180 miembros con los que este cuerpo cuenta en Jaén al menos un centenar de ellos debería haber dispuesto ya de estas PDA de las que, "hasta ahora nada se sabe".

"Queremos que el PP reclame a la empresa esos aparatos, bien para que puedan ser usados por los agentes o técnicos municipales en otros menesteres o, en caso contrario, que el Ayuntamiento detraiga su importe de la parte que la empresa tiene que cobrar por el apenas medio año de contrato en vigor que ha tenido", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Jaén.