Algunos le consideran el continuador de Camarón, el mismo que le puso su apodo artístico. Es Diego Ramón Jiménez Salazar, más conocido como El Cigala, un gitano madrileño que ha sabido adaptarse a los tiempos sin perjudicar la tradición de sus raíces.

Tras el éxito de su colaboración con el cubano Bebo Valdés en Lágrimas negras, el cantaor regresa con Picasso en mis ojos, un homenaje al pintor malagueño que contiene letras de Rafael Alberti, Javier Ruibal o Javier Krahe. Su música abarca el amplio abanico que incluye el género: tangos, bulerías, soleás, alegrías o rumbas latinas. No estará sólo sobre el escenario de la plaza de la Catedral. Parrita y el Farru, este último acompañado de Barullo y José Malla, ofrecerán su propio espectáculo en la Noche Flamenca.  

* Mañana, a las 21.30 horas, en la plaza de la Catedral. Gratis.