"Ya vamos tarde", ha afirmado este miércoles Olivares, quien ha animado a los grupos a "plantear iniciativas" y a aprovechar este tiempo hasta el cierre para concienciar a los jóvenes de la nueva situación y para buscar alternativas de ocio que permitan afrontar este proceso "de una forma nada traumática".

"Ciudadanos puso encima de la mesa una herramienta de trabajo muy práctica pero que requiere atención y reuniones periódicas en las que participen expertos y jóvenes y compartan experiencias y puntos de vista para que pueda ser realmente de utilidad", ha señalado Olivares, quien plantea encarar el problema desde la salud de los jóvenes, con una especial atención a la protección de los menores, y desde el necesario respeto a la convivencia con los vecinos.

El edil ha trasladado algunas de las propuestas que los vecinos de la zona del botellódromo han comunicado a Ciudadanos, como convertir este espacio en un intercambiador de autobuses que permita contar con un área de llegada de turistas al centro; mejorar la acera colindante con pantallas informativas y ocupar y dinamizar la zona próxima con aparatos de gimnasia pasiva para los mayores.

Olivares ha hecho especial hincapié en las medidas legislativas para atajar el problema del botellódromo, y que resume en el "cumplimiento taxativo de la actual ordenanza de la convivencia", que ya regula todos los aspectos relacionados con la venta y el consumo de alcohol en espacios públicos.

Además, según ha asegurado, se puede complementar con una iniciativa para que el Ayuntamiento deniegue la concesión de licencias y autorizaciones a los establecimientos de venta de bebidas alcohólicas en áreas próximas a zonas de consumo masivo de alcohol.

El edil también ha resaltado la importancia de "elaborar cuanto antes nuevos patrones de ocio saludable para las tardes y las noches de los fines de semana, como ya se ha hecho en otras ciudades con un gran éxito, que permitan ofrecer opciones alternativas de diversión a nuestros jóvenes".

Consulta aquí más noticias de Granada.