Chupinazo de Sanfermines 2013.
Chupinazo de Sanfermines 2013. EUROPA PRESS

Las aglomeraciones y el abuso del alcohol en las fiestas de San Fermín suponen una excusa para los agresores que aprovechan estas condiciones para intimidar, humillar o atentar contra las mujeres.

La campaña 'Por unas fiestas libres de agresiones sexistas' repite este año para concienciar contra los "piropos" no deseados,  tocamientos no consentidos y las agresiones sexuales, una lacra que el Ayuntamiento de Pamplona quiere eliminar.

La alarma saltó en el año 2008 tras el asesinato de una enfermera

La alarma saltó en el año 2008, tras el asesinato de una enfermera durante la fiesta. En el año 2011 tres mujeres denunciaron que habían sido violadas, pero las asociaciones aseguran que la mayoría de agresiones no llegan a declararse en comisaría. A esto se suman las imágenes de mujeres que son manoseadas por varios hombres, mientras están subidas a hombros de otra persona celebrando las fiestas.

Para evitar estos delitos, además de la campaña, se ha reforzado la actividad de los cuerpos de seguridad.

Dispositivo policial

Pamplona despegará un refuerzo policíal focalizado en la prevención de las agresiones. En total,  3.450 policías velarán por la seguridad de todos los participantes en la fiesta.

En concreto, la Guardia Civil contará con un despliegue de 1.400 efectivos, la Policía Nacional añadirá un total de 900 agentes, la Policía Foral trabajará con 750 policías y la Policía Municipal sumará 400 efectivos.

Igual que el año pasado, varias cámaras de vídeo vigilarán en la plaza del Ayuntamiento para detectar y prevenir los ataques. Además, habrá policías de paisano que recorrerán la zona durante los nueve días de celebraciones.

Campaña de concienciación

"Si alguien -hombre o mujer- se desprende de su ropa en el Chupinazo, no es tolerable que se le toque sin su consentimiento o se le digan guarradas", es uno de los mensajes de la campaña promovida por el Grupo del Consejo Municipal de la Mujer 'Sanfermines en Igualdad'.

Ser "plasta o baboso" implica "agredir" a una persona y no ligarLa guía se dirige a mujeres que se pueden sentir agredidas o intimidadas en lugares públicos. Ofrece una serie de pautas para que no se produzcan incidentes y entre ellas figura no ser "plasta o baboso", porque en vez de ligar supone "agredir", ni tampoco ser cómplice en el caso de observación de una agresión y avisar siempre a los cuerpos de seguridad.

El texto también se enfoca a las víctimas de una agresión, a las que recomienda gritar "fuego" para llamar la atención de la gente, avisar a los amigos y acompañantes y acudir a un hospital o juzgado.

El Ayuntamiento recuerda que ante delitos de carácter sexual, existe un número especializado en violencia de género, el 016, que atiende en 51 idiomas y que además cuanta con aplicación especial para personas con discapacidad auditiva o del habla.