A la derecha, Chema Royo, y a su izquierda Jorge Luis Bail, dos de los 8 de Yesa
A la derecha, Chema Royo, y a su izquierda Jorge Luis Bail, dos de los 8 de Yesa EUROPA PRESS

En el fallo, la juez condena al diputado de Unidos Podemos en Común al Congreso por Huesca, Jorge Luis, y a Javier López, Miguel Palacín, Óscar Ara, Sergio Palacín, Álex Ubieto, Arriel Domínguez y Chema Royo al pago de una multa de seis meses con una cuota diaria de seis euros, cada uno, con la responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no abonadas.

Además, han sido condenados por lesiones Javier López, Óscar Ara y Álex Ubieto al pago de otros 1.080 euros, también por una multa de seis meses a seis euros diarios. Deberán indemnizar solidariamente a un guardia civil herido con 2.700 euros más los intereses legales.

Asimismo, Arriel Domínguez y Chema Royo indemnizarán a otro agente herido con 960 euros más los intereses legales. Han sido condenados por lesiones al pago de 1.080 euros cada uno.

Chema Royo y Sergio Palacín deberán indemnizar a otro guardia civil con 1.800 euros, este último pagará otra multa de 180 euros y otra indemnización de 300 euros. Jorge Luis ha sido condenado por lesiones a una multa de 180 euros y deberá indemnizar con 90 euros a un agente.

Miguel Palacín, Javier López, Arriel Domínguez han sido absueltos de lesiones a un guardia civil. Los ocho han sido exonerados de las lesiones a otros tres agentes.

EN OCTUBRE DE 2012

Ha instruido el caso el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ejea de los Caballeros (Zaragoza). El Ministerio Fiscal y las acusaciones particulares de siete agentes pidieron un total de 36 años de prisión por la presunta comisión de sendos delitos de atentado y lesiones. Los abogados defensores han sido José Luis Lafarga y Gema Garreta.

Los disturbios se produjeron en la mañana del 10 de octubre de 2012, tras una manifestación en una carretera de acceso a Artieda realizada para protestar contra el recrecimiento del cercano pantano de Yesa.

Ese día estaba prevista la visita a la localidad de personal de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para tramitar unas expropiaciones. La juez subraya que la movilización no había sido comunicada a la autoridad administrativa.

La IV Compañía de la Guardia Civil se personó y, con la autorización gubernativa, se desplegó. Durante los disturbios, varios guardias civiles sufrieron heridas y contusiones, siendo hospitalizado uno de ellos.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.