Conselleria de Sanidad
Conselleria de Sanidad EUROPA PRESS

CSI·F ha recibido el escrito firmado por la fiscal jefe, Teresa Gisbert, en el que señala la incoación de diligencias de investigación penal y la designación de un fiscal instructor ante hechos que pudieran ser constitutivos de delito. El sindicato trasladó a Fiscalía la realización de varios contratos por parte de Conselleria de Sanidad, entidad a la que ha apuntado que también le solicitó explicaciones "sin que hasta la fecha haya respondido".

En el primer caso, CSI·F trasladó la incorporación de una persona licenciada en Filosofía y sin trayectoria en función pública como subdirector económico del Hospital de Llíria. Según ha explicado, la administración le firmó un contrato de alta dirección "a pesar de que apenas interviene en el departamento". El sindicato avisaba en su denuncia de que "podía tratarse de un caso de asesor encubierto".

El sindicato también pedía que se extendiera la investigación a la contratación como auxiliar de Salud Pública de un hijo de la subdirectora de Recursos Humanos, que está cubriendo una vacante "con la única experiencia previa de un contrato de apenas mes y medio de sustitución y sin concurrencia en una prueba de selección de candidatos".

CONTRATO EN LA FE

CSI·F solicitaba que se ampliaran las pesquisas a la contratación, en La Fe y como técnico superior de higiene del trabajo, de una persona "que no estaba en la bolsa de esa especialidad y a la que se aplicó una mejora de empleo mientras cubría una baja, un hecho totalmente inusual".

De igual modo, citaba el nombramiento directo de personal del departamento de salud Hospital Arnau-Llíria, "que permanece en sus puestos durante meses sin ni siquiera estar inscritos en la bolsa de trabajo". El sindicato recuerda que al llamado 'bolsín' "únicamente puede recurrirse para cubrir días sueltos de vacaciones o permisos por enfermedad en los que no se haya expedido el correspondiente parte de baja".

El sindicato también trasladó a Fiscalía el anuncio de selección de personal para realización de tareas de actualización del entorno tecnológico en el que las juntas de personal "no han sido informadas y Conselleria tampoco ha recurrido a la bolsa de trabajo de instituciones sanitarias, en la que existe la categoría de informático, para cubrir esas plazas".

La central sindical señaló, en su denuncia ante Fiscalía, que "lo expuesto evidencia que la decisión de seleccionar personal y las actuaciones llevadas a cabo para ello se han realizado al margen y obviando la normativa vigente".

CSI·F exigió hace un mes a Conselleria de Sanidad que realizara una investigación "minuciosa del procedimiento seguido en las contrataciones y de cualquier contrato en el que exista una sombra de irregularidad". Del mismo modo, planteó a Conselleria de Transparencia que se implicara en esa investigación como máximo organismo encargado de velar por la pulcritud de la gestión de la administración pública.

Consulta aquí más noticias de Valencia.