El juzgado de instrucción número 1 de Ibiza ha decretado el secreto de la investigación, en la que participan agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y efectivos del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas, que han llevado a cabo un exhaustivo registro en las oficinas de la discoteca, que finalmente ha abierto sus puertas esta pasada noche.