Esa mesa se encontraba ocupada por el presidente de mesa, vocales y apoderados de distintos grupos políticos, y tal y como relata uno de los apoderados, en un momento dado, depositó su móvil y cartera en una estantería ubicada tras la mesa electoral; tiempo después se percató de su desaparición.

La Comisaría de Distrito del Carmen inició una investigación identificando a todos los miembros de la mesa y el destino que se le pudo haber dado a lo sustraído.

Diversas declaraciones sobre las idas y venidas de los miembros de esa mesa permitieron a los agentes policiales centrarse sobre un individuo, con cargo ese día de vocal, al que se le imputo un delito leve de hurto.

Según indican las mismas fuentes, en su toma de declaración reintegró lo sustraído excepto la documentación que la misma portaba, de la que se había deshecho.

Consulta aquí más noticias de Murcia.