Perros en la playa
Dos perros en la playa, un golden retriever y un mestizo. M.T.

El espacio de 1.200 metros cuadrados para perros que el Ayuntamiento de Barcelona habilitará este verano en la playa de Llevant para que estos puedan disfrutar del sol, la arena y el mar junto a sus dueños no convence ni al vecindario ni a los animalistas.

Sobre todo porque el área, que estaba prevista para junio pero no se pondrá en marcha al menos hasta la segunda quincena de julio por retrasos en el proceso administrativo, solo tendrá capacidad para 100 canes, según han informado desde el consistorio a 20minutos.

Esto significa que únicamente habrá lugar para un 0,2% de los 41.224 perros que estaban censados en la ciudad en 2015 –los que no estén inscritos en el Registro Censal Municipal no podrán acceder–. En caso de que se supere el aforo máximo, un equipo de informadores que trabajará en el recinto invitará a las personas que quieran entrar a intentarlo a otra hora y, si hay problemas, se pondrá en contacto con la Guàrdia Urbana.

Para Miquel García, coordinador adjunto del Partido Animalista (PACMA) en Barcelona, la superficie de la zona, cuyas obras empezaron el 27 de junio, será totalmente insuficiente. "Ocupará solo 30 metros de la playa de Llevant a lo largo", dice, por lo que considera que "las posibilidades de que la iniciativa salga mal son muy altas, porque se puede morir de éxito".

El recinto contará con informadoresSu partido, explica, apuesta porque en vez de situarse en Llevant, la playa para perros se instale en la zona junto al Fòrum donde estaba previsto construir el zoo marino que finalmente no se hizo, un espacio "desaprovechado y mucho más grande donde no se molestaría a nadie".

Otra buena opción para PACMA sería permitir que los canes accedan a cualquiera de las playas de Barcelona en verano "con una limitación horaria" –durante la temporada de baño tienen prohibido hacerlo a cualquier hora–. "A partir de las siete de la tarde sería un buen momento porque quedan muy pocos bañistas", afirma.

También los vecinos del Moviment Diagonal Mar creen "una barbaridad" que en la playa para perros solo haya espacio para 100 y son partidarios de que se construya una de mayores dimensiones en la zona donde se iba a hacer el zoo marino. "En la playa de Llevant, además, no hay arena, sino piedra triturada que quema mucho en las horas de sol y es un maltrato para los animales", señala Mari Carmen García, portavoz de esta agrupación vecinal.

Se queja, asimismo, de que por culpa del retraso de la puesta en marcha de la zona para canes, toda la playa de Llevant "se ha llenado de perros" porque los dueños se creen ya con derecho a ocupar este espacio y la Guàrdia Urbana "no multa". "Te encuentras cacas debajo de la toalla", asegura.

Desde la plataforma vecinal Nord-Est de Sant Martí, su portavoz, Salvador Mañosas, protesta también, por su parte, porque la zona para perros se situará "junto a un espigón donde se instala mucha gente mayor que ya no podrá hacerlo".

La playa para perros ocupará el 7% de la de LlevantAdemás, critica que esta "limitará el espacio" para las personas, a pesar de que el Ayuntamiento destaca que solo ocupará un 7% de la playa de Llevant y menos del 0,5% del total del litoral barcelonés e insiste en que no será un inconveniente para los bañistas.

Para que este espacio se mantenga limpio, por las mañanas y las tardes una brigada municipal vaciará periódicamente las papeleras y cribará manualmente la arena, mientras que por la noche esta tarea la realizará un tractor. Además, se hará un seguimiento específico de su calidad, así como de la del agua.

Los informadores se encargarán de evitar que accedan perros sin censar a la playa para canes y que se supere el aforo máximo y recordarán a los dueños que abandonar deposiciones en la arena y el agua está prohibido y puede ser motivo de sanción, y que no se puede usar jabón para lavar a los animales en las duchas. 

También les darán consejos para que los perros no sufran quemaduras solares ni golpes de calor ni se deshidraten, así como recomendaciones para evitar peleas con otros canes.

Así será la playa

La playa para perros estará rodeada por una valla y contará con una pasarela de acceso de madera.También habrá bebederos y urinarios para los canes, duchas tanto para ellos como para sus acompañantes y papeleras.

El espacio se señalizará con normas de funcionamiento y consejos de buenas prácticas.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.