Egyptair
Un avión de la compañía Egyptair despega del aeropuerto de Charles de Gaulle en París, Francia. EFE

La grabación de la cabina del vuelo MS804 de EgyptAir demuestra que hubo un intento de apagar un fuego a bordo antes de que el avión se desplomase el pasado 19 de mayo en el Mediterráneo, según fuentes de la comisión de investigación egipcia que analiza el siniestro.

La grabación reafirma, por tanto, los datos extraídos de la otra caja negra y que ya alertaban de la presencia de humo en el baño de la aeronave y en el sistema electrónico. La comisión no ha aclarado de momento cuál sería el origen de esta anomalía y mantiene abiertas todas las hipótesis.

El avión, un Airbus A320, se estrelló en el mar por causas desconocidas con 66 personas a bordo. El vuelo cubría la ruta entre París y El Cairo, por lo que en las investigaciones se han implicado principalmente autoridades de estos dos países.