Sarkozy y el ministro de inmigración
Nicolás Sarkozy junto a Brice Hortefeux, ministro de Inmigración.

Es una medida a "título experimental" y aprobada hasta 2010 dentro de un proyecto mucho más amplio sobre inmigración, pero ya ha levantado ampollas.

La Asamblea Nacional de Francia aprobó ayer a medianoche, después de horas de debates y cruces de acusaciones, un proyecto sobre inmigración presentado por el diputado Brice Hortefeux en nombre del partido UMP del presidente Nicolas Sarkozy.

Intenso debate

"Cuando veo algunos de sus propósitos imagino qué hubiera pasado si algunos de ustedes hubiesen sido diputados en 1940", aseguraba pasada la medianoche el diputado comunista Jean Pierre Brad, acusando de manera velada al promotor de la ley de nazi, según recoge el diario Le Figaro. Hortefeux le ha respondido, cortes pero tensamente que es mejor "no evocar el nombre de su familia política (PCF) eb ciertos periodos de nuestra historia"

La medida se incluye dentro de un proyecto que trata de dificultar la llamada "inmigración familiar

"La medida se incluye dentro de un proyecto que trata de dificultar la llamada "inmigración familiar", es decir, el reagrupamiento de una familia completa una vez que uno de los miembros se ha establecido en Francia.

Los exámenes de ADN son un recurso complementario a medidas que se usarán de manera cotidiana como el examen de lengua francesa o el nivel de recursos, según asegura el rotativo Le Monde en su edición impresa.

En caso de que un inmigrante se someta a este examen, tendrá que pagarlo de su bolsillo, aunque el dinero se le reembolsará si consigue la reagrupación.