En declaraciones a Europa Press, Miranda ha indicado que el jefe de Extinción está recorriendo la zona para constatar que la situación está fuera de peligro para poder darlo por controlado, "tenemos buenas perspectivas", ha dicho.

De todas formas, ha apuntado el director provincial ha comentado que todavía hay "algún medio aéreo" en la zona y el personal de extinción terrestre está "concentrado" en la zona más afectada.

Finalmente, y a falta de que se de por controlado, han quedado afectadas "unas 700 hectáreas" y un perímetro de "unos 14 kilómetros".

Miranda ha destacado también que "afortunadamente" y a excepción de los vehículos del operativo afectados este jueves por las llamas, "no ha afectado a caseríos ni a construcciones", ni tampoco a la zona de la Sierra, que era el mayor temor.

Consulta aquí más noticias de Albacete.