Uno de los niños quedó sordo por una lesión no determinada causada en la infancia y otro como consecuencia de un bombardeo del grupo terrorista Daesh en el campo de refugiados de Yarmouk, en Siria.

Durante estos días se hospedarán en una casa alquilada por la asociación, según ha explicado el presidente de Apainf, Rafael Aldehuela. Este lunes comenzarán las pruebas de reconocimiento en un hospital malagueño, con el fin de determinar la intervención a realizar.

En declaraciones a Europa Press, Aldehuela ha indicado que la financiación la han obtenido gracias a la celebración de mercadillos solidarios por todo el país, aunque también han contado con la ayuda del Ayuntamiento de Madrid y el apoyo de la Fundación ONCE y Turismo Costa del Sol.

Iyab y Hussein, de ocho y seis años respectivamente, han venido acompañados por familiares y un médico de la organización y cuando se recuperen retornarán al campo de refugiados palestinos de Ain al-Hilweh, situado en Sidón (El Líbano).

Consulta aquí más noticias de Málaga.