Tras la alerta recibida por el Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información del Sistema Nacional de Salud, técnicos de la Dirección General de Salud Pública se personaron en la tarde de ayer en el establecimiento que había recibido un lote de seis envases de este producto con el fin de inmovilizarlo.

Esta mañana se ha realizado una inspección en el centro, en la que los responsables han manifestado que solo recibieron seis unidades el pasado día 24 de junio, que ya han sido vendidas.

Por ello, Sanidad alerta a los posibles consumidores del riesgo que conlleva su ingesta, dado que podrían estar relacionados con el brote de botulismo detectado en Cataluña.

Consulta aquí más noticias de Murcia.