La sentencia de la Audiencia de Ciudad Real, recogida por Europa Press, condena a cada uno de ellos, J.F.G.G. y E.M.B.A., a una multa de 2.880 euros el primero y 1.200 euros la segunda.

Los hechos se remontan a enero de 2011, cuando la pareja empezó a contratar con Alces Travel Tomelloso S.A. servicios de viajes en medios de transportes, hoteles de lujo, entre otros.

Como la deuda acumulada no se pagaba, se hicieron pasar por representantes de una empresa americana que organizaba eventos y que iban organizar una serie de estos en España.

Según les contaron a la agencia, todos estos servicios de traslado de personas a congreso y otros eventos los iban a realizar a través de la agencia, cosa que nunca ocurrió.