Cartel de 'My bakery in Brooklyn'
Cartel de 'My bakery in Brooklyn' PRODUCCIÓN 'MY BAKERY IN BROOKLYN'

Así se ha puesto de relieve este viernes en una rueda de prensa en Valencia a la que han asistido el director del film Gustavo Ron, el productor Ramiro Acero, el actor valenciano Enrique Arce y el subdirector del IVAC, que ha aportado 150.000 euros.

El film también se proyectará en Italia, Corea del Sur -donde los trabajos previos de este director han funcionado "muy bien"- y se espera que próximamente se cierre un acuerdo para hacerlo también en Estados Unidos.

Esta comedia cuenta con un equipo que en gran parte es de origen valenciano. Muestra de ello son, por ejemplo, la participación del actor Enrique Arce o la autoría de la música, de Lucio Godoy. Asimismo, la producción es en un 70 por ciento española y un 30 estadounidense.

Una de las razones que motivan que parte del rodaje se haya llevado a cabo en la capital del Turia es que esta fue un escenario muy importante en la vida del escritor Ernest Hemingway (aunque es prácticamente desconocido y no se ha destacado tanto como su relación con Pamplona) y que influye de manera decisiva en uno de los personajes, según ha explicado el director.

El director de la cinta ha explicado que buscaba "cómo redondear la película" y le "descubrieron" Valencia, donde "había un equipo artístico e institucional muy bueno", ha comentado. Así, finalmente la ciudad "tiene presencia en el guión y en la película" porque, según ha indicado Ron, tras una tomar una paella en Valencia con Moreno y Acero, quedó "enamorado del equipo y de la ciudad".

UN FINAL EN VALENCIA

Ron ha argumentado que "siempre hablamos de Londres o París" como lugares en los que hacer que tenga su final una comedia romántica de estas características pero, a colación, se ha preguntado "por qué no puede ser Valencia la ciudad en la que los protagonistas se enamoren y decidan quedarse".

Por su parte, Arce ha destacado que la película ha sido para él "un regalazo de la vida" porque "hace falta más cosas como ésta", debido a que, según ha señalado, "es bonita, trata de conmover y no es pretenciosa". "Hay un complejo contra lo sensible, yo entiendo el arte desde el intentar conmover a la gente", ha dicho en este sentido.

Además, ha agradecido el papel del IVAC, que para el intérprete "ha dado posibilidades a los actores que no estamos en el primer nivel y eso es de valorar".

"POLÍTICAS MUY CONCRETAS"

Inquirido por qué falta para que lleguen más rodajes a Valencia, el productor del film ha asegurado que esto "ya va cambiando" pese a que la industria audiovisual ha pasado "malos momentos y una crisis tremenda, pero no sólo en Valencia". También ha destacado la cantidad y calidad de los escenarios de la Comunitat y ha añadido que "no hay que venderlos solo por lo que son sino que hay que ofrecer incentivos".

Asimismo, ha elogiado que "ahora hay políticas muy concretas" y ha pronosticado que "esto se va a ver reflejado a medio plazo".

Consulta aquí más noticias de Valencia.