FOTO: Balance Rubial HAC
FOTO: Balance Rubial HAC EUROPA PRESS

El gerente de la Estructura Organizativa de Xestión Integrada (EOXI) de Vigo, Félix Rubial, ha destacado que en el primer año desde la apertura del Hospital Álvaro Cunqueiro se ha atendido en el centro a unos 500.000 pacientes, que han podido comprobar que "la profesionalidad sigue siendo la misma pero la estructura cambió de siglo".

En una rueda de prensa este viernes, también ha ensalzado que la reordenación integral de la atención hospitalaria en Vigo ha supuesto "un auténtico cambio de siglo en -la- organización y capacidades" del área, y ahora "el nuevo Chuvi está en condiciones de afrontar con garantías su principal problema asistencial, que son las listas de espera".

Así las cosas, ha ensalzado que se ha realizado en tiempo récord "la mayor transformación sanitaria en la historia" viguesa y posiblemente "la

más compleja de España en atención sanitaria", donde se ha hecho "en un año lo que a otros les lleva 10" y se han resuelto las dificultades presentadas dejando el área en una "situación de privilegio para encarar el futuro".

En cifras, ha explicado que durante este año, y pese a que los primeros meses la incorporación de servicios fue paulatina, el nuevo hospital atendió "un enorme volumen de personas", concretamente a unos 128.200 pacientes en urgencias, 343.700 en consultas externas, 25.400 en hospitalización, 10.800 por cirugías, y 2.800 nacimientos.

De esta manera, el gerente ha concluido que los datos arrojados por el hospital "reflejan ya su enorme capacidad asistencial y potencial de crecimiento", y lo colocan en una situación "puntera" en la medicina moderna.

UN AÑO DE CAMBIOS

Rubial ha reflexionado que este ha sido "un año de transformación" en el que asumieron actividades y retos como la apertura y puesta en marcha del HAC, la reorganización del área, mejoras estructurales y funcionales, y planes y programas de mejora, además de afrontarse otros hitos y hechos paralelos.

Tal y como ha destacado, en este tiempo se ha eliminado la sectorización de la población en función de su lugar de residencia, se creó una puerta de urgencias única, se eliminó la dispersión y se concentraron los recursos, se especializaron los edificios, y se mejoró la confortabilidad de pacientes y profesionales y las dotaciones y tecnología.

En cuanto a la organización, ha especificado que se llevó a cabo la integración de especialidades, de psiquiatría de agudos, de rehabilitación psiquiátrica, y de la atención primaria y hospitalaria; la ampliación de la atención continuada; la eliminación del uso del papel; y la creación del registro hospitalario de recién nacidos.

Además, ha recordado que se crearon nuevas jefaturas, así como unidades y servicios, como las de ictus, ortogeriatría, multidisciplinar del sueño, el banco de leche materno, y de trabajo en el parto y recuperación. A ellas ha avanzado que se unirán otras unidades como la de lesionados medulares, la de psicogeriatría, la de pacientes pluripatológicos y la de rehabilitación cardiaca.

Finalmente, entre los hitos "transformadores" que se han producido en paralelo, ha referido la integración de la cirugía cardiaca y la cardiología intervencionista, la integración de la resonancia magnética, la puesta en marcha de un PAC de alta resolución y la constitución del Consello Asesor de Pacientes.

DIFICULTADES SUPERADAS

Rubial, que ha reivindicado de nuevo que el Meixoeiro juega y jugará "un papel fundamental" en el Chuvi, "sobre todo" en la actividad quirúrgica, ha puesto en relieve la "cooperación, integración y esfuerzo" que ha habido por parte de trabajadores y pacientes en el año desde la apertura del HAC y que ha permitido "ir superando" las dificultades que se fueron planteando.

En este sentido, ha reconocido que en este último año han habido "atrancos, dificultades, problemas, y "hay que hacer mucha autocrítica", pero ha señalado que ésta "hay que hacerla en frío". "Hemos cometido errores, por supuesto, y las dificultades en muchos casos reflejan esos errores", ha admitido.

Así, ha puesto como ejemplo que se ha "infraestimado" el impacto que iba a tener la integración de los distintos equipos asistenciales de hospitales con culturas tan distintas; y que faltó "probablemente mayor anticipación" en el servicio de restauración del HAC, que han tenido que cambiar recientemente.

FUTURO

En cuanto al futuro, ha asegurado que "la transformación continúa", un marco en el que se desarrollará el 'Primeiro Plan Estratéxico da EOXI de Vigo', que será la "hoja de ruta común" para definir la evolución del Chuvi en los próximos años; se realizarán nuevas obras en el Meixoeiro, el anexo II del Xeral y el HAC -como el laboratorio central-; y se ofrecerán nuevos servicios.

Igualmente, a corto plazo ha mencionado que una de las principales cuestiones pendientes en el nuevo hospital es atajar el problema del aparcamiento en lugares prohibidos en sus inmediaciones, para lo que ha apelado a la responsabilidad de las distintas administraciones, ya que "tiene que resolverse más pronto que tarde".

LISTAS DE ESPERA

En cuanto al plan estratégico puesto en marcha por el Sergas para tratar de reducir las listas de espera, que continuará durante la temporada estival, y su posible incompatibilidad con el cierre de camas, Rubial ha criticado que hay una idea "absolutamente trasnochada" de entender la cama hospitalaria como un elemento esencial en la práctica quirúrgica.

"Para la lista de espera quirúrgica se necesita fundamentalmente profesionales y quirófanos, y con la nueva organización los tenemos en mayor medida que teníamos", ha defendido, antes de señalar que en las organizaciones más modernas el 60 y 70 por ciento de la actividad quirúrgica que se realiza es ambulatoria.

Así las cosas, ha señalado que con la nueva estructura, el Chuvi ha dado "un salto de calidad" al conseguir, "por primera vez, hacer más actividad ambulatoria que con ingreso". En este marco, ha resumido que "las listas de espera quirúrgica se resuelven con quirófanos, mayor actividad quirúrgica y no necesariamente más camas".

ALMUÍÑA DIO UN "ESPALDARAZO"

Al ser cuestionado por el cambio que se produjo en este último año en la Consellería de Sanidade, donde Rocío Mosquera fue sustituida por Jesús Vázquez Almuíña, Rubial ha destacado que la incorporación de "una persona con un conocimiento tan profundo de la realidad del área sanitaria viguesa ha sido un espaldarazo".

Así las cosas, ha refrendado que Almuíña "ha ayudado a desencallar muchos temas" y ha permitido que "la realidad" del área sanitaria viguesa de hoy en día sea la que es. "Hay una serie de hechos y cifras que son incuestionables", ha sostenido.

No obstante, también ha tenido palabras de elogio para Mosquera y su equipo, a los que ha reconocido su "enorme esfuerzo". "Consiguió que en un periodo récord este hospital estuviese en condiciones de ponerse a disposición de la ciudadanía de manera absolutamente dirigente, un proceso sin precedentes en España", ha rematado.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.