Según ha informado la Policía Nacional, fue el padre de una menor el que alertó en Comisaría de que un hombre, en el Parque de la Concordia, de la capital jiennense, se había acercado a su hija, menor de edad, y le había pedido el número de su teléfono móvil, así como otros datos personales.

El padre de la menor aportó a los agentes la descripción física del arrestado para facilitar su identificación.

Hasta el parque se desplazó una patrulla de Seguridad Ciudadana donde los agentes localizaron a un individuo cuya descripción coincidía con la dada por el progenitor en la Comisaría.

Por tal motivo, uno de los agentes se dirigió hacia él con el fin de identificarle. Sin embargo, en ese momento, el individuo respondió con un puñetazo en el rostro del policía.

Una vez reducido y detenido, se comprobó que utilizaba tres identidades falsas, contando con más de cuarenta detenciones anteriores por motivos dispares como lesiones, hurto, apropiación indebida, numerosos atentados a agentes de la autoridad, resistencia y desobediencia, tráfico de drogas, robo con fuerza, daños, amenazas y robo de vehículos.

Consulta aquí más noticias de Jaén.