La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, recoge como hechos probados que el acusado, mayor de edad, en septiembre de 2014 vivía en una casa, en Hellín (Albacete), frente a la que solía jugar el menor, víctima de estos hechos.

En fecha no determinada de ese mes, el procesado se asomó desde su puerta y le llamó, acercándose el niño y preguntando qué quería. Entonces, el acusado le dijo que entrara porque si no le iba a perseguir y le iba a matar, a lo que el menor le hizo caso y el acusado cerró la puerta con cadena y candado.

Entonces, el acusado le pidió que se bajara los pantalones y, como el joven se negaba, le amenazó diciéndole que si no se los bajaba le iba a matar, a lo que el menor tuvo miedo y se los bajó. El acusado le ordenó tumbarse en el sofá, se bajó sus pantalones y se tumbó sobre él, agrediéndole sexualmente. Cuando el menor se iba a marchar de la casa, el acusado le advirtió de que si le decía algo a su madre, le mataría.

Aprovechando la misma situación, el 11 de noviembre de 2014 sobre las 19.00 horas, el procesado nuevamente le llamó para que le ayudara con algo relacionado con la casa y cuando el menor pasó a la vivienda, cerró la puerta con cadena y candado y le ordenó que se bajase los pantalones.

De nuevo le amenazó con matarle y volvió a hacerle que se tumbara en el sofá, como en la primera ocasión, con idéntico objetivo. Al marcharse, le advirtió de que no dijera nada ni a su madre ni a la policía o le mataría.

Al llegar a su domicilio, se duchó y su ropa fue lavada, y tampoco contó nada a su familia por miedo al procesado que, tres días más tarde, el 14 de noviembre, de nuevo lo vio y lo llamó, produciéndose exactamente el mismo episodio que las dos veces anteriores.

La Fiscalía solicitaba inicialmente 42 años de cárcel, al considerar al acusado culpable de tres delitos de violación a un menor de edad, pero finalmente la Sala de la Audiencia, y así se recoge en el fallo, ha considerado que es un delito continuado de agresión sexual y que no ha quedado probado que hubiera penetración.

Consulta aquí más noticias de Albacete.