En un comunicado, la Policía ha explicado que a las mujeres se les imputan varias tentativas y tres robos con fuerza consumados en domicilios y en un despacho profesional del centro de Oviedo el pasado mes de mayo. El total del botín en los tres robos consumados asciende a unos 8.000 euros en metálico y joyas por valor superior a los 86.000 euros. El "modus operandi" de las detenidas consistía en todos los casos en la fractura del bombín de la cerradura

El Grupo de Delincuencia Especializada y Violenta estableció un dispositivo de vigilancia establecido en las diferentes demarcaciones policiales de Asturias. Agentes de la Comisaría de Langreo-San martín del Rey Aurelio detectaron la presencia sospechosa de las tres mujeres.

Según los agentes, las tres mujeres fueron detenidas el pasado martes a bordo de un vehículo en el que estuvieron circulando por Oviedo tomando medidas de precaución para detectar una posible presencia policial. Además, realizaron varios intentos de introducirse en varios portales.

En el momento de la detención se les incautaron el vehículo en el que se desplazaban, 1.500 euros, cuatro anillos, dos collares y dos relojes. Asimismo, se les intervienen como útiles para cometer los robos, tres destornilladores de diferente tamaño, una llave inglesa para el empleo de fuerza en el ataque a las cerraduras, y un plástico

predispuesto para el empleo en la apertura de cerraduras mediante el método del denominado resbalón.

Consulta aquí más noticias de Asturias.