A la hora de redactar el nuevo plan se ha contado con la colaboración de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Palma, con la que "se ha trabajado mano a mano", según ha explicado Frade.

Así, ha concretado que el Ayuntamiento de Palma dispone a día de hoy de 29 centros de barrio. De estos, 14 tienen la gestión externalizada, 12 la gestión en cesión de uso para asociaciones de vecinos y 3 en cesión de uso para cualquier entidad de forma puntual.

El objetivo, ha dicho, es que a finales de 2017 los 12 centros en cesión de uso y los tres en cesión de uso puntual sean gestionados y dinamizados por las asociaciones vecinales. Respecto a los externalizados, se recuperarán cuando termine el contrato con Cort.

"Con esta nueva gestión lo que hacemos es recuperar los centros para la ciudadanía dotándolos de la capacidad de realizar actividades y dinamizar su barrio en base a la sensibilidad de cada uno de nuestros barrios", ha dicho Frade.

El plan contempla dos líneas de subvenciones, una para asociaciones de vecinos y sus federaciones dotada con 250.000 euros anuales y una nueva para la gestión cívica de centros de barrio municipales, la cuantía de la que se está perfilando.

La valoración de los proyectos se basará más en la calidad que en la cantidad porque "las entidades puedan realizar las actividades que más les gusten", ha expresado.